7 sept. 2013

"Si no estás preparado para equivocarte, nunca acertarás, sólo copiarás"

... este mensaje, además de título, me sirve como ánimo y de consuelo para no desistir en la búsqueda de mi elemento.
Parece que somos bastantes los que nos encontramos en una vorágine de incertidumbres, indecisiones, ansiedades y malestar en general. No se trata tan sólo de la crisis económica y mundial, sino también de algo más íntimo e intrínseco de cada individuo.

Ayer era uno de esos días apáticos en los que el desconsuelo es casi el protagonista principal, hasta que el segundo embarazo de Ana irrumpió en escena para convertirse en la reunión improvisada y sorpresa de amigas que, últimamente, nos funciona. Allí se dieron cita además, con tres de nosotras, la aflicción y el optimismo como antagonistas de reparto.  
Con buena y convencida intención de aseverar que todos tenemos un talento, a veces desconocido, que desempeñar, Vane nos habló de un tipo extranjero que hacía conferencias muy buenas y claras sobre el tema. Entonces fue un apunte más en la conversación pero hoy, después de varios días teniendo reservada La Contra de La Vanguardia a leer, pienso que quizás es una de esas sincronicidades que creemos no casuales.
El personaje de dicha contra es Sir Ken Robinson, educador, escritor y conferenciante que promueve un sistema educativo que enseñe a descubrirnos, que nos ayude a encontrarnos con nuestro ingenio y capacidad de crear, porque no todos tenemos el mismo tipo de inteligencia y porque no todas las personas sabemos gestionarlo. Además, por su relevante labor en los campos de la enseñanza, la creatividad, la innovación y el interés en incorporar clases de arte en la educación, en 2003 fue nombrado Sir por la reina Isabel II de Inglaterra.  
Robinson habla de un sistema educativo obsoleto, concedido para la industrialización -ya caduca-, para clonar idénticas aptitudes, cuyo volumen ya no es necesario. Para leerla haz click aquí.
Sigo con la sincronicidad, pues además de ser un tema tratado bastantes veces con Mariluz en nuestras charlas salvadoras del mundo, esta semana volví a mencionar el tema alegando falta de información durante mi educación.

Así que se trata de desarrollar y ser consciente de nuestra vocación, después persistir y ser felices con lo que hacemos, pues "todos somos superdotados en algo". A mí me está costando pero confío en conseguirlo y en que mis hijos crezcan con una educación más afín a la época Moderna en la que vivimos.

Aviso a navegantes: ya existen colegios que se desmarcan incluyendo nuevos métodos educativos acordes a las aptitudes individuales de cada niño.



6 comentarios:

  1. A veces no solo sirve ser superdotado en algo , sino levantarse y hacer algo que nos gusta y se nos da bien, ya que la mayoría de veces somos conscientes de que destacamos en algo y no tenemos fuerza de voluntad de hacerlo.. o lo dejamos a medias!

    ResponderEliminar
  2. Vane soy Vane jejeje, pues sabes que te digo?! que creo que tú ya te estás encaminando ,con este blog, a lo que en un futuro te puede hacer feliz, sólo hay que ver qué escribes y cómo lo escribes, con AMOR... no tiene mayor secreto que encontrar algo que hagamos que nazca des del corazón y eso se refleja a kilómetros, siempre se tratará de un servicio de cara a los demás pero proporcionado desde la pasión, nos hará felices, sólo hay que investigar y no rendirse. En los momentos que vivimos es muy difícil encontrar nuestra pasión y llevarla a cabo, pero nada es imposible... yo estoy en ello y lo mio me está costando pero aunque muera en el intento seguiré hasta el final, animo a todo el mundo a que haga lo mismo, en especial a mi Vane que ya está encaminada...

    ResponderEliminar


  3. Entrando al tema, que por cierto un tema muy importante e interesante, la verdad es que parecemos "borregos". Jejeje... La educación y el ser humano están en decadencia, la falta de valores ha tocado fondo y no somos conscientes del declive que esto supone para las nuevas generaciones. Los primeros años de vida son importantísimos, nacemos con unas capacidades innatas, la imaginación y la creatividad de los niños se va perdiendo a medida que se van incorporando en la sociedad y en la educación sistemática y "absurda" que nos envuelven. Entonces, me pregunto, si todos nacemos con unos dones, talentos, aptitudes, etc.¿Qué pasa, se pierden por el camino, no podemos desarrollarlos, no sabemos encauzarlos....? Deberíamos apostar por una educación libre y altruista, enseñar a los niños a desarrollar sus cualidades, a facilitar, a no entorpecer, a no perder la imaginación y creatividad. Espero que se vayan sumando esas escuelas potenciadoras. Seremos más felices si hacemos lo que nos gusta y no lo que nos imponen, las trabas que nos pone la sociedad y el ambiente hostil y la cultura antivalores que se respira. Me gustaría que mis hijos fueran a una escuela "educativa" y solidaria con las necesidades de cada individuo para desarrollar su potencial. Yo como madre pondré mi parte, la función que me atañe, sobre todo a que sean felices.

    ResponderEliminar
  4. NecroN, precisamente es de los que escribo... En mi opinión, la educación ha llegado a un punto en el que lo que menos se tiene en cuenta es a cada individuo... Si alguien conoce su vocación y no la lleva a cabo es un caso diferente al que yo planteo, y evidentemente si es feliz con otra cosa que realice, chapeau!

    Vane, el caso es que todavía no sé si es ése el camino.. De momento, lo disfruto... pero a ver a ver.. ;)

    Ana, totalmente de acuerdo..."como borregos". Y efectivamente, si no lo hace la sociedad general, debemos empezar nosotras. De todas maneras, si te interesa te puedo informar de un centro cercano.

    Y de nuevo, mil gracias a los tres por pasaros!!!

    ResponderEliminar
  5. Pues sí Vanessa, me gustaría saber que centro educativo tengo más cerca. Gracias!

    ResponderEliminar
  6. Oh!Ojalá los que no hayamos encontrado nuestro elemento algún día lo logremos...que difícil saber por qué no nos hemos desarrollado totalmente. Sospecho que mucho tiene que ver nuestra infancia. Si! A las escuelas que tienen en cuenta los sentimientos y las emociones del niñ@, que les dejan conocerse a sí mism@ y elegir su camino! Es muy probable que encuentren su elemento y la fellicidad.

    ResponderEliminar

AHORA TE TOCA A TI, ESCRIBE... Me gustará leerte