30 jul. 2011

El final del principio

Cuando todavía no asimilo que se ha acabado el curso, cuando aún estoy con la resaca de celebración, clausura y despedidas, siento que, por lo menos, he de dejar constancia de esta sensación sin adjetivos.
Muy pocos parecen entenderlo desde fuera, la verdad es que me da igual, por lo visto desde dentro es algo normal. Todo lo que pensé que pasaría no sucedió: las emociones concluyentes que imaginé para el examen de corporal o las de la cena de ayer en la escuela no fueron directamente proporcionales a las de las lágrimas derramadas por el estrés y la expresión contenida en los trabajos realizados. Para mi sorpresa me quedé en el limbo, no creía que hubiera llegado el momento final, todavía creo que el lunes volveré a ese palacete lleno de arte y encanto. Sé que no será así, y cuando vuelva será para visitar a alguna de las mujeres que ya llevo en mi corazoncito y que, ayer y en alguna que otra ocasión, me arrancaron alguna lágrima que todavía quedaba guarecida.
Aparte de la gran experiencia, del maravilloso descubrimiento interior y de todo lo aprendido, me quedo con las personas que me han acompañado en el viaje, en lo bueno y en lo no tan bueno, que asimismo parten ahora hacia Alicante, Almería, Valencia, Galicia, Méjico... también con otros que se quedan. Sé que nos volveremos a encontrar, de hecho es un hasta luego, eso sí, lleno de abrazos y llantos en la despedida, pero con amigos repartidos por la geografía.
Ahora toca emprender o, mejor dicho, continuar el camino y qué haya buena suerte, y digerir estas últimas semanas, aunque algunos no comprendan lo que significa.
Hoy, además, he tenido la felicitación de parte de mi familia, y sobre todo de Javi (un artista) que me ha dicho que se sentía orgulloso de mi trabajo y capacidad. Sólo por ello me siento muy afortunada, más.
Seguro que me dejo algo por escribir, pero esto es así y cuando acudan a mi mente nuevas emociones, y éstas me hielen la piel, aquí las plasmaré.
Suma y sigue...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

AHORA TE TOCA A TI, ESCRIBE... Me gustará leerte