6 dic. 2010

CHLOÉ


Ha llegado otro de los momentos de aunar sentidos, vísceras y razón con las emociones, palabras y alegorías para poder plasmar por qué éste es uno de mis perfumes favoritos.

La casa de moda Chloé se fundó en 1952 dando paso al término Prêt-à-Porter. Antes de ello, las firmas se dedicaban sólo a la Alta Costura, y huyendo de la recia formalidad de la década y de que buenas prendas de vestir fuesen sólo para los pocos que podían permitírselo, su parisina de origen egipcio creadora instaura lo que ella llama "de lujo prêt-à-porter", una línea de alta calidad, de ropa suave, un cuerpo conocedor de telas finas.
Me quedo con ese mismo concepto para describir este aroma que fue creado en 2008. Un perfume femenino que unifica clasicismo, distinción y juventud, ofreciendo una imagen de feminidad sensual e insolente.
Un florido ligero de peonía y fresia en la salida, con magnolia y rosa en el corazón y que evoluciona hacia un fondo más amaderado y almizclado, con notas empolvadas que a mí me sugieren pulcritud y exquisitez, un olor a limpio y suave que me recuerda a los polvos de Talco de mi niñez. Un perfume de espíritu joven y diseño vintage en forma de cubo de caras acanaladas y con un tapón elíptico rodeado de una cinta del mismo color delicado que la esencia.

No puedo pasar por alto la anécdota que tuvo lugar anoche, cuando un grupo de guapas y especiales mujeres, la Pandilla Plumilla, íbamos de Sagrada Familia a Gracia en busca de buena música y alguna copa. Transcurrido la mitad del camino, Merche expresó su sorpresa al percibir desde hacía rato que la calle olía a suavizante, a ropa limpia... En seguida caí en la cuenta y le dije que se podía tratar del perfume de Mireia, pues evoca esas sensaciones. Efectivamente, llevaba como cuatro calles inhalando Chloé y pensando que qué limpia era la gente del barrio. Nos dio para unas risas, y particularmente para comprobar que el efecto es definitivo.

Por todo lo expuesto, y por más que se queda en lo sensorial, no puede faltar en mi fondo de perfumería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

AHORA TE TOCA A TI, ESCRIBE... Me gustará leerte