14 jun. 2010

No estoy

A veces, sencillamente, no estás. Sí en espacio y tiempo, éste pasa inexorablemente e indiferente ante tu sesgado momento, y el primero lo ocupas físicamente sin más, pero sigues sin estar. Sientes que tus neuronas no reaccionan, que tus nervios no transmiten ningún tipo de estímulo, que quizás tus noches han soñado demasiado alto. Has desistido de lo que no está en tu mano y te has volcado en la vida que, alguna vez, imaginaste. Entonces te armas de valor, se incrementa la secreción de adrenalina y te lanzas a la piscina. Una vez ya en la alberca, descubres que no tiene la cantidad de agua esperada y no puedes demostrar tus dotes de nadadora, ni disfrutar del buceo, tan sólo queda respirar hondo, relajarte, "hacer el muerto" y esperar que llueva, y quizás llorar.
Hoy todo se queda dentro...
Y floto en el aguazal, estática, sin energía, simplemente no estoy. Aunque siempre me queda un halo de esperanza: cuando despierte será un nuevo día.

1 comentario:

  1. Me gusta como transmites sensaciones. Muchas veces me he sentido igual que tu con tu "no estoy". Sigue escribiendo aunque no pueda ser una seguidora tuya como nos gustaría,te dejaré comentarios como anónima, parece que tampoco "estoy" en la red y que a Mercurio ,nuestro regente no le apetece que pueda acceder por la vía fácil...estoy retrógrada como él ahora mismo.

    ResponderEliminar

AHORA TE TOCA A TI, ESCRIBE... Me gustará leerte