21 jun. 2010

INFUSION D'IRIS - Prada

Todos los seres humanos tenemos recuerdos, experiencias y hechos a nivel celular, que por extrañas o habituales razones, acuden a nuestro presente en algún momento. Algunas de las causas que pueden rescatar esta reminiscencia son lugares, objetos, melodías, fotografías, olores, etc., y es precisamente ésta última en la que voy a basar este grupo de entradas.

... Es de los últimos perfumes que he adquirido, aunque en realidad fue un regalo transformado de un encargo realizado.
La casa Prada, de Milán, con 97 años de historia, empezó como negocio local de moda, de piel y cuero para luego convertirse en una firma internacional, y en 1989 lanza su primera colección prêt-à-porter de línea sobria y limpia, con tejidos de calidad. Pues bien, es así como definiría yo esta fragancia, que describe sensorialmente la naturaleza de la firma italiana.

A priori, Infusion D'Iris me sugiere una sensación de bienestar que se origina en el nervio olfatorio de mi pituitaria hasta la corteza cerebral dando paso a su función, el olfato. Pero a medida que voy percibiendo su frescura, con suaves notas de azahar y mandarina, su amaderado lirio con cedro y vetiver y su fondo de incienso, me doy cuenta de que no es solamente una fragancia. Es una evocación a otro tiempo, a un lugar distinto, quizás a Firenze en el siglo XVI, cuando el renacimiento finalizaba un período de grandes cambios culturales. Tal vez, y sin ir más lejos, insinúa un delicado aroma a sábanas limpias, de lino y de un color blanco roto...
En su mezcla importante de frescura y tenacidad, se conjugan la mujer clásica y vanguardista a la vez, alocada y sensata a la par. Me parece apropiada para la señora o señorita que está acompañada en todo momento por su esencia innata, una fémina tranquila y serena con la vida, aunque avispada, preparada y vivaz.


El envase de vidrio, en líneas rectas, elegante y discreto, con tapón cilíndrico en verde pálido y placa en plata del logo de Prada, recuerda el diseño de antiguos frascos de perfume.
Sin duda, una exquisita y refinada adquisición, sobre todo para coleccionistas como yo, y un placer para los sentidos.

1 comentario:

  1. Vanessa,realmente has descrito con total conocimiento lo que te ha despertado este perfume, en otros momentos has tenido mucho conocimiento de ello.
    pk

    ResponderEliminar

AHORA TE TOCA A TI, ESCRIBE... Me gustará leerte