22 ene. 2011

Errando en el blanco

No tuve tino.
Miradas desorientadas
y flechas bifurcadas
hacia un mismo sino.

En mi cama ayer dormiste,
anteayer ya lo habías hecho.
Mañana volverás a mi lecho
pero hoy me siento triste.

Nerviosa yazgo,
estoy soñando contigo:
algo busco. Y me digo
si serás tú mi hallazgo.

Envuelta por el manto matutino,
un día más me pregunto
si ése es el plan del destino:
caminar la senda a ti junto.

No tengo puntería.
Todas mis miradas y flechas
parecen estar para ti hechas.
Será cosa de hechicería.

2 comentarios:

AHORA TE TOCA A TI, ESCRIBE... Me gustará leerte