19 jul. 2010

Alegría de vivir

Éste ha sido una fin de semana satisfactorio. Después de pasar una semana extraña, de calores y bajones, apatía y desgana, mi verdadero yo regresó gracias a los amigos. Los que siempre están ahí y, si no lo están, vienen.
Me gusta improvisar la mayoría de planes y salidas, pero la que mejor sabe sacar provecho a esa cualidad es Mariluz, y si quedo con ella para 1 o 2 días al final es alguno más. A mí me encanta, me hace sentir tan cómoda como si estuviera con mi propia sombra, lo suyo es mío y lo mío suyo. Además, me hace terapia sin ella saberlo, sé que pasar tiempo con ella me va a hacer volver al centro, tocar con los pies en la tierra y ser más feliz. Sin olvidar tantos temas intensos y considerables que nunca faltan en nuestros encuentros, que darán para más de un post en el blog. Es alguien muy importante en mi vida, aunque ella todavía no haya sido testigo del nacimiento de mis hijos o en mi boda, como yo lo he sido en la suya, lo es de los momentos más sutiles. Y después de pasar casi tres días con ella, los niños, sus padres, su hermano, etc, ya era más yo. Una vez recuperado mi carácter dinámico y alborozado, era hora de seguir viviendo el momento y como quién no quiere la cosa, en un instante se montó una quedada al cine con otras dos luces llegadas más recientemente a mi vida y la encantadora pareja de una de ellas. La película era lo de menos, a mí no me interesaba lo más mínimo, pues era la tercera parte de una saga que yo no había seguido, pero lo significativo era la reunión, compartir una fracción del día, que con la pareja se multiplicó por dos y culminó con cena mexicana, acompañada de risas, confidencias y más risas.
Finalmente, llegué a casa a las tantas, cansada pero muy contenta. Dispuesta a emprender la nueva semana con ánimo y alegría para saborear cada minuto, es difícil pero si lo intentas el porcentaje será mayor. Hoy lunes ya lo he conseguido.

2 comentarios:

  1. Qué bien esos amigos que te ayudan sin ni siquiera saberlo, son mejores que lso que se empeñan en meter cucharada en tu vida!

    ResponderEliminar
  2. SIn palabras, me has hecho sentir mal, joder, xq con esto me has recordado el tiempo que llevo sin mirar tu blog!! jeje , ya ves, y siempre hay algún momentillo para TODAS LAS COSAS que siempre dejas atrás por "falta de tiempo", Pero en realidad es que no ponemos ganas para dedicarnos a las cosas que realmente importan : leer tu blog. TQ.

    ResponderEliminar

AHORA TE TOCA A TI, ESCRIBE... Me gustará leerte