5 ene. 2013

3 Reyes Magos 3 deseos


Queridos Reyes Magos:

En los 32 años que hace que conozco la magia de una noche como ésta -quizás menos por no ser consciente de ello en los primeros años de vida-, jamás os había escrito una carta de estas características, aunque siempre he mantenido esa ilusión tan propia de la infancia. Pero los deseos, aspiraciones, pasiones y proyectos no yacen una noche para, a la mañana siguiente, ser adulto, sino que permanecen en cada aniñado corazón.
Hoy, siguiendo cada uno de vuestros símbolos, os pediré un deseo a cada uno.

A Melchor, como mi homólogo en el campo de los perfumes al entregar la mirra, y ésta ser el símbolo del hombre, te pido que dirijas las fuerzas naturales y la luz hacia mí para conseguir un trabajo próspero, que me ofrezca estabilidad y alegría para arraigar bondad en cada paso del camino.

Gaspar, como portador del incienso, del misticismo y la espiritualidad, a ti te pido fuerza, mucha fuerza: fuerza de voluntad, fuerza interior, fuerza física.., para cuidar de mi cuerpo y de sus huéspedes, la mente, el alma y la buena salud.

Y a Baltasar, como repartidor del oro, el más precioso de los metales y símbolo del Rey, a ti te pido seguir manteniendo mi más preciado tesoro y la lealtad y unión que profesa: la familia, el clan Malpelo, mi compañero, su parentela y los escasos verdaderos amigos.

Así pues, confío esta carta a la magia creada por tantos pueriles corazones y a la atracción de esa energía intensa y fascinante.

Vanessa

No hay comentarios:

Publicar un comentario

AHORA TE TOCA A TI, ESCRIBE... Me gustará leerte